Conducta alimentaria y Obesidad

¿Qué son los TCA o trastornos de la Conducta Alimentaria?

conducta alimentaria obesidad

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria o TCA  se caracterizan por una conducta alterada de la ingesta alimentaria y la aparición de mecanismos de control de peso.  Estos tipos de conducta alimentaria engloban la Anorexia Neviosa, la Bulimia y Nerviosa y el Trastorno por Atracón u obesidad.

Los TCA se caracterizan por el miedo intenso a ganar peso y esto condiciona la autoestima de la persona. Esta lo sufre generando un gran malestar y cambios en el estado de ánimo.

Consiste en una alteración grave de la conducta alimentaria. Esta se caracteriza por el rechazo a mantener el peso corporal en los valores mínimos normales.

Principales características:

  • Rechazo a mantener un peso corporal mínimo
  • Miedo intenso a ganar peso.
  • Distorsión de la imagen corporal
  • Amenorrea

Consiste en desarreglos en la ingesta de alimentos. Por lo tanto se dan períodos de dietas abusivas y períodos de compulsión para comer. Se asocia a vómitos, ingesta de diversos medicamentos (laxantes y diuréticos) ayunos o ejercicios excesivos para prevenir el aumento de peso.

Principales Características:

  •  
  • Episodios recurrentes de atracones acompañado de pérdida de control.
  •  
  • Vómitos regulares y/o abuso de medicamentos, laxantes y diuréticos, enemas, ayuno y ejercicio físico.
  •  
  • Los atracones y las conductas compensatorias tienen lugar al menos dos veces por semana durante un período de tres meses.
  •  
  • Autoevaluación que es influida excesivamente por la figura y el peso del cuerpo.

La obesidad se caracteriza por el exceso de grasa en el cuerpo. Se imprime en aumento de peso corporal y representa un riesgo para la salud psicofísica del individuo.

  • Pérdida significativa de peso.
  • Oscilaciones de peso.
  • Cambios en sus hábitos alimentarios.
  • Obsesión por comer menos. Dietas estrictas.
  • Restricción de ciertos alimentos. Sólo come alimentos bajos en calorías.
  • Cambios en la preparación de los alimentos.
  • Alteración de los horarios de comidas.
  • Ingesta compulsiva y exagerada.
  • Visitas frecuentes al servicio después de comer.
  • Desaparición de comida.
  • Mentiras y engaños con respecto a la comida.
  • Aparición de comida o envoltorios fuera de la cocina (bolso, armarios, ropa).
  • Gastos inexplicables (posible compra de comida).
  • Se enfada cuando se le habla de alimentación.
  • Muy interesada por su aspecto físico.
  • Insatisfecha con su figura.
  • Tendencia a ocultar ciertas partes del cuerpo con la ropa.
  • Críticas y comentarios negativos hacia su figura, peso y formas corporales.
  • Dice estar gorda cuando se la ve delgada.
  • Interés por todo lo relacionado con la moda, las modelos, las pasarelas, las actrices.
  • Preocupación excesiva por la opinión externa y sensibilidad a las críticas relacionadas con la figura, la ropa, el aspecto, el peso y la alimentación.
  • Creencias sobre la importancia del aspecto físico y la delgadez para tener éxito.
  • Ejercicio físico excesivo.
  • Dificultad para estar relajada. Inquietud. Hiperactividad.
  • Aumento en las horas de estudio.
  • Cambios en el carácter. Mayor irritabilidad, tristeza, cambios de humor repentinos.
  • Perfeccionismo, insatisfacción, impulsividad.
  • Menor interés por actividades sociales (no tiene ganas de salir con amigos).
  • Evita ir a comidas familiares, reuniones, eventos sociales o lugares públicos.
  • Consumo de laxantes, diuréticos, píldoras adelgazantes.
  • Ausencia o irregularidades en la menstruación.
  • Aparición de vello en lugares que antes no tenía (Hirsutismo o lanugo).
  • Inflamación de las glándulas del cuello (Hipertrofia parotidea).
  • Caries, pérdida de piezas dentales.
  • Callosidades o heridas en los nudillos de las manos.

La verdadera clave del equilibrio emocional, como muchas otras cosas en la vida, es la conciencia

¿Cómo afecta?

Los TCA no afectan solamente a la manera de comer sino también a cambios abruptos en el estado de ánimo. Por ello puede llevar a la restricción alimentaria o a los atracones.

El miedo intenso a ganar de peso y la autoestima condicionada por el mismo, generan gran malestar en quien lo sufre.

La angustia, el miedo, la culpa y la desesperación son frecuentes y tienen un impacto debilitante en la vida de la persona.

El TCA aparece sigilosamente, poco a poco, cuando quieres ver, ya estás atrapada.

Te ayudaremos a encontrar la salida

conducta alimentaria obesidad

Objetivos de la terapia

Cada problema alimentario sobre la conducta alimentaria como la obesidad o la anoxeria en particular cuenta con una serie de objetivos específicos a tratar.

Por ello dependiendo de la presencia que se dé en cada persona habría que tratar otros aspectos específicos: autoagresión, sexualidad, ansiedad, depresión, pérdidas, resistencias…

Sin embargo, existen objetivos comunes que tendremos como meta al realizar el tratamiento:

  • Tomar conciencia de la enfermedad y aceptarlo

  • Eliminar conductas compensatorias

  • Reestructuración cognitiva con relación a su peso, la comida y su propio cuerpo

  • Mejorar la autoestima y seguridad, tanto personal como corporal

  • Trabajar habilidades sociales, asertividad y comunicación

  • Trabajar las emociones

  • Dotarles de estrategias para la frustración y autoexigencias

  • Prevenir recaídas

Para conservar el equilibrio, debemos mantener unido lo interior y lo exterior, lo visible y lo invisible